Skip to content Skip to footer

Control de plagas en industria alimentaria

El control de plagas en la industria alimentaria es un factor vital para empresas dedicadas a la manipulación de productos alimenticios y al sector de la hostelería y la restauración.  

En Control de plagas D3, sabemos la importancia que tiene la seguridad dentro de este tipo de establecimiento, por lo cual, hemos elaborado este artículo para que sepas cómo identificar los diferentes tipos de plagas que pueden invadir tus instalaciones y cómo actuar en estos casos. 

 

¿Qué es el control de plagas en la industria alimentaria? 

El control de plagas en la industria alimenticia se encarga de eliminar y prevenir todo tipo de infestación externa que esté poniendo en riesgo la calidad y la seguridad de los productos de una empresa. Este control se lleva a cabo por expertos que, analizarán el problema y el tipo de plaga al que tendrán que enfrentarse y, posteriormente, elaborarán una serie de estrategias no dañinas para los productos alimenticios y que sean capaces de eliminar de raíz el problema existente, garantizando el cumplimiento de los estándares de higiene y de seguridad. 

Es imprescindible garantizar todas las regulaciones sanitarias para proteger la integridad de los productos alimentarios de tu empresa, así como la integridad de tu marca. Por ello, es importante actuar a tiempo para poner fin al problema y que este no cause ningún daño a la salud de tus consumidores o a tus infraestructuras. 

 

Plagas más comunes en la industria alimentaria 

El primer paso que siempre damos para controlar cualquier tipo de plaga es identificarla para poder llevar a cabo una serie de medidas efectivas para su control y erradicación. En líneas generales, las plagas más comunes en la industria alimentaria son las siguientes: 

  • Roedores: una de las plagas más molestas y a la que se enfrentan muchas compañías es a la invasión de pequeños roedores, como ratas y ratones. Estos pequeños animales pueden causar grandes daños a toda la maquinaria de tu empresa, ya que pueden morder cables y destruir todo tipo de materiales. Además, un gran número de roedores puede comprometer la seguridad de tus productos alimenticios con sus excrementos y orina. 
  • Insectos: también existen una gran variedad de insectos que, en grandes cantidades, puede suponer un riesgo de enfermedad al entrar en contacto con alimentos, llegando a contaminar el entorno laboral. Insectos tales como cucarachas, moscas y hormigas son los que forman parte de la mayoría de las plagas con las que tratamos en Control D3, ya que estos pequeños insectos se multiplican rápidamente y se ven atraídos por los restos de comida. 
  • Ácaros: Estos insectos, prácticamente imperceptibles, de la familia de los arácnidos, pueden poner en riesgo todo tipo de productos alimenticios almacenados, como alimentos secos o granos, y es importante localizar este tipo de plaga a tiempo para poder poner en práctica las soluciones oportunas para controlar este tipo de amenaza invisible. 
  • Aves: aunque en menor medida, diferentes tipos de aves pequeñas en industrias localizadas en los exteriores de las localidades pueden comprometer la higiene de tu producción alimentaria al formar sus nidos cerca de tus instalaciones y poder contaminar la zona con sus heces. 

 

¿Cómo prevenir las plagas en la industria alimentaria? 

Es imprescindible que las empresas realicen un plan proactivo e implementar una serie de medidas clave para prevenir posibles plagas. 

Algunas de las estrategias que toda compañía de la industria alimentaria debe seguir para evitar plagas son las siguientes: 

Mantener una higiene regular 

La higiene y la limpieza son sin duda alguna los aspectos más fundamentales que deben seguir las empresas pertenecientes a la industria alimentaria. Es importante controlar todas las áreas de producción y de almacenamiento con una limpieza exhaustiva y diaria para prevenir que no quede ningún resto orgánico en las instalaciones. 

Sellado de entradas 

Es crucial analizar cualquier tipo de entrada que pueda causar la visita no deseada de cualquier tipo de plaga. Para ello, tu empresa tiene que inspeccionar minuciosamente cada área de las instalaciones en búsqueda de posibles grietas en las paredes o aberturas que puedas permitir a insectos o a pequeños roedores el ingreso al interior y provocar un problema de salud en los alimentos. 

Uso de dispositivos y trampas 

Para prevenir una posible infestación en tu empresa, es recomendable actuar a tiempo y disponer en puntos estratégicos de las instalaciones, diferentes trampas y cebos para poder detectar cualquier indicio de plaga. Esto te ayudará a localizar cualquier amenaza potencial a tiempo e intervenir de forma inmediata. 

 

Métodos utilizados para el control de plagas en alimentos 

Para el control de plagas en alimentos, se utilizan diferentes métodos, de acuerdo al tipo de plaga al que te enfrentes, para eliminar por completo cualquier tipo de plaga en el sector alimenticio y asegurarte de respetar el medioambiente y la integridad de tus productos. 

Las técnicas que se emplean, generalmente, destacan por el empleo de productos químicos diseñados para no ser dañinos para los alimentos ni para los consumidores y poder eliminar la plaga de forma inmediata y eficaz. 

Leave a comment

Control de plagas en industria alimentaria - Control de Plagas D3